Lira Merlo

Conferencista catolico





Razones por las cuales los evangélicos deberían honrar a María.



Para algunas personas este tema le sonará un poco chocante, y quizás no les gustará., sin embargo he tenido mucho anhelo en dedicarle un tema a María, y que mejor momento que este tiempo de pascua, acercándonos a Pentecostés, en donde el Espíritu Santo descendió completamente sobre el colegio apostólico.


El hablar de María provoca diferentes emociones en muchos ámbitos, dependiendo de las congregaciones en donde te encuentras, y aparentemente es la Iglesia Católica la única que predica sobre ella. Y es contradictorio, ya que las iglesias evangélicas al atribuirse manifestaciones del Espíritu Santo en sus asambleas, desconocen a María una mujer llena del Espíritu Santo, en hebreo Ruaj Ha Kodesh


Por ello la afirmación de este tema es tacita: ¡No hay persona más evangélica que María!, es decir, si la palabra evangélico significa, prendado, cautivado, fascinado, solo por el evangelio y solo para el evangelio (según la definición dado por las Iglesias agrupadas bajo ese título) ¡María es la más evangélica de las evangélicas!!! Y no solo eso, no hay persona más evangélica que ella.

Ya que María es la primera en escuchar el evangelio de Dios, Jesucristo mismo, como promesa de salvación para la humanidad entera, su respuesta a esta palabra escuchada fue: He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según has dicho.  

En las bodas de cana: María, movida por los dones del Espíritu Santo, especialmente de Sabiduría, de Piedad y de Consejo, se dirige suplicante a su Hijo: “No tienen vino” y luego a los servidores: “Haced lo que Él os diga”. Y Jesús realiza su primer milagro (Cf. Juan 2:1-12) Su consejo definitivo para todos los que buscamos en Jesús la alegría para nuestras vidas, que obedezcamos a Jesús, como buena discípula de Jesús sabía que obedeciéndolo es las mejor forma de amarlo, palabras mismas que Jesús nos recuerda en Lucas 14:21.

Al pie de la cruz: obediente hasta el fin cumplió la última profecía dada a su persona: una daga te atravesará el alma (Lucas 2:35) llevando esta obediencia hasta el extremo de ver a su hijo padecer en la cruz (Juan 19:25 - 27) Es la expresión de una fortaleza que sólo el Espíritu Santo puede dar. El mismo Espíritu culmina así la obra que inició en la Encarnación del Verbo cubriendo y protegiendo a la Virgen. María que animada por el Espíritu Santo es testigo del testamento de Cristo en la cruz: las siete palabras. Finalmente, María recibe las primicias del Espíritu Santo en la resurrección y glorificación de su Hijo.

En todo ello María demostró ser una mujer que vive por la palabra de Dios, para la palabra de Dios, Jesús lo sabía y por ello pide que imitemos esa gracia de ella. Es más Jesús pidió que al alabar a María, no sea por ser su madre, sino que la alabanza sea en la medida en que María escuchó la palabra de Dios y la puso en práctica, invitándonos a todos a imitar ese gesto. (Lucas 11:27-28)

Y para mayor sorpresa de muchos, María es la mujer más Pentecostal. Es tanto a afirmar que hasta el más carismático de los carismáticos, hasta el más pentecostal de los pentecostales, jamás ni nunca podrán vivir los dones y carismas que se manifestaron grandemente en María.

Y es que en María se obró la experiencia más fuerte del Espíritu Santo, y no me refiero al carisma de hablar en lenguas, aunque sabemos que María en pentecostés también recibió esa gracia: (Hechos 1:14; Hechos 2:1-14) sino me refiero a la mayor experiencia en el Espíritu: la encarnación del hijo de Dios. Las palabras del ángel Gabriel a María nos deja evidencia de ello: Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño que nacerá será llamado Hijo de Dios. (Lucas 1:35) María fue cubierta enteramente, completamente, definitivamente por el Santo Espíritu, mucho antes del pentecostés.

María fue la primera que llevaba el Espíritu santo y que lo trasmitía a las personas con las cuales se encontraba: Y cuando oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo (Lucas 1:41)  Isabel, recibiendo al Santo espíritu directamente de la fuente de toda gracia, Jesucristo mismo en el vientre de su madre.

Para nosotros la venida del Espíritu Santo en Pentecostés marca el nacimiento de la actividad misionera de la Iglesia. Así como María está presente en el nacimiento de Jesús como Madre por obra del Espíritu Santo, así María está presente en el nacimiento de la actividad de la Iglesia, Cuerpo de Cristo, como Madre por obra del Espíritu Santo. 

Y esa presencia del Espíritu en ella superaba cualquier otra presencia del mismo Espíritu Santo en los demás discípulos.

Por eso si tú eres evangélico permíteme presentarte a la gran evangélica: María. Sí eres pentecostal ahí tienes al mayor modelo de pentecostalismo: María. Si eres de la reforma te presentó a la Mujer por medio de la cual Dios reformó al mundo entero: María.
Si eres protestante, yo te digo; si protestar en levantarse contra el pecado, contras las tinieblas, contra el orgullo, contra la falsedad, entonces no hay personas más protestantes que María.

María es uno de los mejores modelos de santidad, ninguna otra mujer es digna de alabanzas como María, la mujer que obedece al Señor (Proverbios 31:30) 

El Papa Benedicto afirma que “en cualquier lugar donde los cristianos se reúnen en oración con María, el Señor dona su Espíritu” (Ibíd.). Tengamos el coraje y la generosidad de renovar nuestra oración unidos a la siempre Virgen. Pidámosle a Ella que interceda por nosotros ante Jesús para que, como en las bodas de Caná, se dirija a su Hijo para decirle: “No tienen vino“. Con su poderosa intercesión, Ella nos alcanzará un renovado Pentecostés para nuestras almas y para toda la Iglesia.




Tal vez le interese

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aclaración

Aclaración - La forma de citar los textos para la Iglesia católica es el uso de la coma para separar el capitulo del versículo, ejemplo: Juan 3, 16. Sin embargo, este blog le tengo asociado a un comando que reconoce una cita bíblica y te presenta el texto citado en una burbuja flotante al hacer clik, dicho comando solo reconoce los dos puntos, por ello este blog ha optado por usar esta forma de citar, a pesar de ser la usada por los biblistas protestantes. Ejemplo: Juan 3:16 Disculpen el inconveniente. Paz y bien.

 
Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.