La necesidad de la Conversión. (Salmo 91)

Tú que vives al amparo del Altísimo 

y resides a la sombra del Todopoderoso, di al Señor: "Mi refugio y mi baluarte, mi Dios, en quien confío". Él te librará de la red del cazador y de la peste perniciosa; te cubrirá con sus plumas, y hallarás un refugio bajo sus alas. 

Tenemos ante nosotros uno de los salmos más hermosos que solemos leer en nuestras habitaciones antes de dormir, nos narra la experiencia de alguien que vive confiado en el Señor, y cree en sus promesas. Sin embargo es bueno reflexionar, usted y yo,
¿Realmente habitamos al amparo del Altísimo? Siendo sinceros con nosotros mismos, ¿moramos bajo la sombra del Omnipotente? Dos palabras, Habitar y morar, se aplican a personas que han hecho de su día a día, hora a hora, minuto a minuto una perenne vida con Jesús.Para la mayor parte de nosotros esto es extraño, muchos de nosotros solo somos católicos de domingo, no llevamos a Cristo a nuestros trabajos, nuestros hogares, nuestras rutinas diarias, nuestros celulares o redes sociales.

Les contaré una anécdota personal: Cuando llegué por primera vez a Quilali decidí buscar una casa donde alquilar mientras durara mi estadía, conocí a una señora que me alquilaría su casa, su oferta era genial, esta es una cuadra tranquila, ya que todos son evangélicos, excepto el señor de la esquina, él es católico. Ofendido le pregunté, qué tiene que ver que sea católico, su respuesta fue lapidarte, él bebe, todos los fines de semana pone música ranchera a todo volumen y discute con su mujer diario. ¿Creen ustedes que este hombre era realmente católico?
 Ser católico es tener una relación viva con Jesús, para que el mundo crea es importante que nosotros tengamos una verdadera y genuina experiencia de vida con Cristo, y no ser como el señor de la esquina, que va a misa los domingos y a su pequeña comunidad pero después de ello se olvida por completo de Jesús en su día a día.

En Apocalipsis 3:15-16: nos dice el Señor: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca    Estas palabras son fuertes pero necesarias, unos versos adelante Jesús mismo dice que él corrige a los que ama (verso 19) Jesús realmente exige todo de nosotros,¿Sientes que realmente lo estás dando todo por el Señor?
¿Qué hace falta en tu vida para vivir plenamente según la vida de Cristo?

En la Carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses 3:7-8 Se nos muestra cuál debe ser nuestro anhelo maximo, vivir enteramente para Cristo, considerando basura todo lo que eramos antes: "Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo"Ser católico, dijo Benedicto XVI es vivir una relación genuina con una persona, Jesucristo resucitado. Y yo, ¿qué estoy dispuesto a dejar por tener esa relación genuina con Jesús? ¿Crees que podemos llevar a Jesús a cada rincón de nuestras vidas? 
Sin embargo, ya muchos de ustedes estaran pensando en que por mas que intentan dejar el pecado no lo logran hacer, vivimos una verdadera batalla diria el apostol San Pablo.

Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos 7:19-21:  Porque no hago el bien que quiero; mas el mal que no quiero, éste hago. Y si hago lo que no quiero, ya no obro yo, sino el mal que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: Que el mal está en mí.

Muchas veces queremos dejar de pecar por nuestras fuerzas y no lo conseguimos, el mal sale y vence. Olvidamos que no es con nuestras fuerzas humanas que debemos luchar si no que el Espíritu luchará por nosotros, eso claro si nos dejamos guiar por El. 
¿Te has sentido como el Apóstol Pablo luchando contra un pecado que no puedes dejar? 
¿Has considerado dejar tu vida en Dios para que sea El quien luche tus batallas?
Por eso te invioto a que vivas tu momento con Dios.
Ahi donde estas, recuerda, esta lucha ya esta ganada, solo dejate abrigar por el amor de Dios, El luchará por ti, y por fin lograrás vivir bajo sus alas, como el salmista, confiado en la prteccion de Nuestro Señor.
Conviene que al menos una hora al dia escuches musica cristiana catolica, asi rezas mientras cantas, ya sea en tu trabajo, oficina, o en tu casa mientras haces tus oficios o labores.
Acercate a los sacramentos, dedica horas de tu semana a pasar por el Santisimo, a dejar tus cargas a su sombra.

Animo, Cristo lucha por ti, lo unico que pide es que entregues tu corazón a él.

My Instagram