¿La Iglesia le agregó o quitó libros a la Biblia?

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia 2 Timoteo 3:16

Estamos en el mes de septiembre, mes de la Biblia y muchos de nosotros escucharemos que los hermanos separados celebrarán su traducción llamada Reina Valera, pues fue traducida por Casiodoro de Reina y revisada por Cipriano de Valera.

Cuando leemos esas traducciones es fácil notar que a estas les hace falta 7 (u 8 libros) del Antiguo testamento. Y la pregunta es ¿por qué quitaron esos libros de la Biblia, si la lectura que hacemos hoy (2 Timoteo 3:16) dice que TODA escritura es inspirada por Dios? Si este texto afirma que TODA la Biblia es inspirada por Dios, ¿Por qué los hermanos separados decidieron que estos siete libros no lo son?

La pregunta que salta a la vista es ¿quién tiene la autoridad o la capacidad para decidir si un libro pertenece o no a la Biblia?  La Iglesia lo único que hace es atestiguar que ese libro existente ha sido inspirado por Dios; no es la Iglesia quien inventa los libros.

1. Leer del libro del Deuteronomio 4:2

Aquí vemos una condena para el que agregue o quite palabras de la Biblia, cabe la pregunta, ¿fue la Iglesia la que agregó libros de más o fueron los protestantes los que quitaron libros? La respuesta es sencilla, La Biblia que leemos nosotros los Católicos es más antigua que la de ellos, por consiguiente cuando ellos sacaron su Biblia les quitaron libros a la Biblia que ya existía.

¿Pero Porque hicieron eso?

2. Leer del Evangelio según San Mateo 5:17-18

Jesús dice que Él no había venido a suprimir el A.T. sino a completarlo. Por eso los cristianos reconocieron como libros inspirados los textos del A.T. que usaban los judíos. Pero había un problema, los judíos tenían dos cánones, uno en griego llamado de Alejandría con 46 libros y otro en hebreo llamado de Palestina con 39 libros. ¿Cuál de los dos usar? De hecho, por causa de la persecución contra los cristianos, el cristianismo se extendió prioritariamente fuera de Palestina, por el mundo griego y romano. Y por esta razón decidieron escribir el Nuevo Testamento en Griego y usar los textos del A.T. en Griego, ósea según el Canon largo de Alejandría, con 46 Libros. Todo esto fue motivo para que los judíos resolvieran cerrar definitivamente el Canon de sus libros sagrados. Y en reacción contra los cristianos, que usaban el Canon largo de Alejandría con sus 46 libros del A.T., todos los judíos optaron por el Canon breve de Palestina con 39 libros.
Los 7 libros griegos del Canon de Alejandría fueron declarados por los fariseos en el año 90 D.C como libros «apócrifos» y no inspirados. 

3. Leer del Libro de Apocalipsis 22:19

Aquí el texto es clave, no se puede quitar nada a la Biblia, pero Martín Lutero en el año 1517 no pensaba así. Y entre los muchos cambios que introdujo para formar su nueva iglesia, estuvo el de tomar el Canon breve de los judíos de Palestina, que tenía 39 libros para el A.T. Algo muy extraño, porque iba en contra de una larga tradición de la Iglesia,que viene de los apóstoles. Los cristianos, durante más de 1.500 años, contaban entre los libros sagrados los 46 libros del A.T.

Sin embargo, a Lutero le molestaban los 7 libros escritos en lengua griega y que no figuraban en los de lengua hebrea, por ello los protestantes y las muchas sectas nacidas
de ellos, comenzaron a usar el Canon de los judíos palestinos que tenían sólo 39 libros del AT. De ahí vienen las diferencias de libros entre las Biblias católicas y las Bblias evangélicas.

Es importante exhortar a nuestros hermanos católicos a comprar una Biblia Católica, para leer la Palabra de Dios completa. 

Las claves para reconocer una Biblia Católica es:

1) que contenga libros como: Tobías, Sabiduría, 1 y 2 de Macabeos. 

2) Que no use la palabra Jehová (es un error de traducción que mantienen solo las biblias protestantes y en su lugar use la palabra Yave o El Señor. 

3) Que tenga la firma de algún obispo y/o su sello. 

4) Que tenga comentarios adicionales en la parte de debajo de cada texto que ayuda a comprender mejor los pasajes.

Además, recordar que el verdadero día de la Biblia en Nicaragua es el último domingo del mes de Septiembre, esto es por ley dictada por la Asamblea nacional y que aceptamos en nuestra Iglesia y no es el día celebrado por algunas denominaciones protestantes. Este día se hace en memoria de San Jerónimo quien dedicó su vida a la traducción de la Palabra de Dios.

¿Los Catolicos adoran a un Dios muerto?

Follow Me

Sponsor

sponsor

My Instagram