Lira Merlo

Conferencista catolico





¿Quién inventó las procesiones?

¿Para qué sirve mover una imagen de un sitio a otro o hacer con ella un recorrido por la calle?

Esta es una de las primeras preguntas que me hice cuando empecé a ir a los cultos de aquella iglesia evangélica a la que me había invitado mi amigo de universidad. ¿Por qué los católicos hacen esas procesiones? El pastor de la congregación me recordaba un famoso salmo ( Salmo 115. ) en donde se menciona como los ídolos teniendo pies no se pueden mover solos, además me recordaba que no tienen ningún poder, solo los idolatras los transportan ya que estos no pueden caminar (Jeremías 10.5)

Para ese tiempo no quedé del todo convencido así que decidí estudiar un poco las razones de la Iglesia sobre las procesiones con aquellas imágenes que repetían a la saciedad que no la adoraban sino que le veneraban.

Como algunos lectores de este blog sabrán, después de pasar mi retiro en la Iglesia católica empecé a hacer esas preguntas de una a una, lastimosamente nadie me daba respuestas claras, algunos solo se molestaban y me decían que yo era protestante, sectario y otros epítetos más. No entendían que yo quería respuestas para borrar aquella programación sistemática que había recibido en el grupo evangélico.
Y sí, encontré lo que buscaba, por mi cuenta, pero lo encontré. Ahora se los comparto a ustedes, para que, como católicos genuinos no se avergüencen de su fe y tenga bases para responder a las preguntas que muchos hermanos hacen con el fin de que también ellos abracen nuestra fe.

¿Qué es una procesión?

Veamos qué dice el diccionario:
·         La palabra “procesión” viene del verbo latino “procederé”, que significa marchar, ir hacia delante. Cuando esta marcha se realiza con otros, en grupo, suele manifestar el deseo de ir hacia el mismo sitio, la misma meta, alcanzar el mismo objetivo.
Ahora leamos la definición que da el canon a la procesión: 'Bajo el nombre de sagradas procesiones se da a entender las solemnes rogativas que hace el pueblo fiel, conducido por el clero, yendo ordenadamente da un lugar sagrado a otro lugar sagrado, para promover la devoción de los fieles, para conmemorar los beneficios de Dios y darle gracias por ello, o para implorar el auxilio divino' (canon 1290,1)
Quedamos claro, según esta definición que la procesión no es una marcha sin rumbo. Nos convoca, a través de una imagen, a un grupo de personas en particular a compartir nuestra vivencia de fe con aquellos que nos observan, celebrando en nosotros la vida que Cristo nos ha dado.

Pero, ¿Qué dice la Biblia sobre eso?

En el Antiguo Testamento, al menos una docena de salmos hacen referencia a una procesión o peregrinación, aparte de muchas citas bíblicas que nos narran los cuidados que se tenían en estas actividades litúrgicas.

Les mostraremos algunas:

2 Samuel 6.2-5 Este pasaje en particular me gustó analizar, ya que le leíamos bastante en los cultos, sobre todo para justificar las danzas que hacían las chicas (danzas hebreas en un principio pero luego música de reggaetón cristiano) en ella se narra a David danzando junto a todo el pueblo, en la calle, con música alegre (2 Samuel 6.15), lo interesante del caso es que ese baile de David se hacía mientras se trasladaba el arca de la alianza, claro, cuando le preguntaron a David él dijo que bailaba frente a su Señor (2 Samuel 6.21) les invitaría a leer todo el pasaje, en serio, cuando lo leí completo solo me imaginaba una de esas procesiones católicas con músicos filarmónicos y bailes por todos lados que tanto había criticado.

Muchos dirán, claro esa procesión era con el arca de la alianza, no una imagen, bueno, cuando lo leí por primera vez quise comprobar qué era en realidad esa arca de la alianza. Lo que descubrí fue esto:

Éxodo 25. (leer todo el capítulo) El arca era una caja de madera con dos imagines de querubines en la parte superior, y la Gloria de Dios le cubría desde lo alto.

Trasladar esas imágenes para el israelita es una muestra visible de la realidad superior, Dios iba con ellos bendiciendo y resguardando sus pasos. Aunque cualquiera mirase solo las dos imágenes de querubines el israelita pensaba en Dios por encima de aquellos querubines (Éxodo 25.22) Por ello vemos con tanto respeto trataban esas imágenes:

1 Crónicas 15.11-15 nos dice que para poder trasladar esas imágenes deberían de ser solamente sacerdotes santificados.
Luego de esto se hizo una procesión hermosa, litúrgica, los sacerdotes revestidos con sus trajes, los músicos con himnos corales, todo en orden sacro (1 Crónicas 15.25-28) algo que los católicos tradicionales disfrutamos mucho.

Las procesiones promueven milagros:

En 1 Re 8.6-11 vemos una procesión muy similar a la que hacen nuestros sacerdotes con el santísimo expuesto hacia el sagrario. (Leer también 2 Crónicas 5.7)

Josué 3., narra con belleza el poder de Dios en la procesión del arca. (Para los que dudan de las procesiones que han evitado desastres naturales) y en Josué 6., la caída de los muros de Jericó a causa de una procesión litúrgica.

Otras procesiones bíblicas:

Además de procesiones con el arca, la Biblia nos narra otras procesiones que realizaban los judíos para Pascua, Pentecostés y para la fiesta de los Tabernáculos, y se dirigían a Jerusalén, lo encontramos en una decena de salmos, entre ellos:
Salmos 95.
Salmos 100.4
Salmos 122.

Las procesiones y la tradición de la Iglesia
Las procesiones fueron reafirmadas por la Iglesia con el Concilio de Trento como una “laudable costumbre” a causa de las injurias de los protestantes ante este acto litúrgico.

En cuanto al sentido y valor de las procesiones hay que tener en cuenta que la Iglesia en esta tierra es un pueblo inmenso que avanza en procesión hacia la Ciudad Eterna, la Jerusalén celestial (Ap. 7.1-12). Así, pues, las procesiones tienen el alto significado de anticipar simbólicamente el misterio último de la Iglesia, que es la entrada en el Reino Celestial; las procesiones ponen de manifiesto el gran misterio de la Iglesia en constante peregrinación hacia el cielo.
Además de esto, son un acto de culto público a Dios, que al mismo tiempo lleva consigo un carácter de proclamación y manifestación externa y pública de la fe. Y con todo ello ayudan a la oración y a los deseos de mejorar (ir hacia adelante).

Algo que tenemos que tener:

Desde la Biblia le vemos:

2 Sam 6.16- 21 (Mical, criticando a David por la procesión hecha)

Por eso, algo tan simple como

* El respeto a la imagen y lo que representa,
* Los adornos y el enrame que lleva,
* Las joyas que porta y la forma de colocarlas,
* la devoción y el silencio en el recorrido,
* la dignidad en el vestir y en las palabras,
* la música o los cantos que suenan,
* los bailes o los movimientos…

Tienen que ser acordes con el Misterio de Dios, de la Virgen o de los Santos a los que se recuerdan, y a la dignidad de la persona que lo porta sobre sus hombros o lo acompaña.

Además, sobre las procesiones, hemos de tener en cuenta:
 Han de tener carácter evangelizador.
  • Con recorridos cortos, concretos y fijos.
  • La organización de los actos religiosos de las fiestas patronales compete a la Parroquia.
  • Es a la parroquia a la que corresponde editar los programas de las fiestas religiosas que organiza.
  • Evitar la multiplicación de procesiones
  • Evitar varias imágenes de la Virgen o de Crucificados en la misma procesión.
  • Consultar al Párroco sobre las procesiones de promesa.
Debemos de recuperar este sentido litúrgico de la procesión y no convertirla en una oportunidad de socializar con amigos.

Y por último me queda decir: Imágenes sí (Números 21:8) Ídolos no (2 Re 18:4)

Si te ha gustado comparte con tus amigos, déjame un comentario que me ayude a mejorar este portal.


Paz y bien.




Tal vez le interese

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aclaración

Aclaración - La forma de citar los textos para la Iglesia católica es el uso de la coma para separar el capitulo del versículo, ejemplo: Juan 3, 16. Sin embargo, este blog le tengo asociado a un comando que reconoce una cita bíblica y te presenta el texto citado en una burbuja flotante al hacer clik, dicho comando solo reconoce los dos puntos, por ello este blog ha optado por usar esta forma de citar, a pesar de ser la usada por los biblistas protestantes. Ejemplo: Juan 3:16 Disculpen el inconveniente. Paz y bien.

 
Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.