Lira Merlo

Conferencista catolico





10 creencias erróneas de algunos católicos

Hoy he querido analizar muchas creencias que tenemos presente en nuestras comunidades parroquiales y que son erróneas y en la mayoría de los casos contrarias a nuestra fe.

Si tú o algún familiar las practica ten cuidado, que en esas acciones sutiles está presente el mismo demonio.

Empecemos:


1.    Usar el escapulario del Carmen para no ir al infierno.

La verdad muchos hermanos creen que el escapulario o algún otro sacramental es una herramienta mágica para no ir al infierno, de tal forma que las personas que le llevan puesto al morir, no importando lo que hayan hecho no se condenaran.

En realidad esta es una idea falsa sobre lo que significa el escapulario, el Papa Pío XII nos dice al respecto: “El escapulario del Carmen es un MEMORIAL de todas las virtudes de María. Así lo recordaba a todos: religiosos, terciarios, cofrades. "Que forman, por un especial vínculo de amor, una misma familia de la Santísima Madre"

En sí no es un amuleto mágico sino un vínculo de pertenencia a las virtudes que debo experimentar en mi vida para vivir la salvación. El portador del escapulario dice al mundo “Yo pertenezco a la espiritualidad del Carmelo y viviré mi vida de esa manera”

Vean las palabras de Maria sobre el escapulario:

"Quiero que anuncies a los Carmelitas y a sus Cofrades: los que lleven puesto el Escapulario, guarden castidad conforme con su estado, y recen el oficio divino, - o los que no sepan leer se abstengan de comer carne los miércoles y sábados -, si van al purgatorio Yo haré que cuanto antes, especialmente el sábado siguiente a su muerte sean trasladadas sus almas al cielo".

Por lo tanto alguien que muere alcoholizado o en otro pecado mortal, aunque ande el escapulario será juzgado como uno más, y probablemente con mayor dureza.

 
2.    La cruz de San Benito espanta demonios.

Este sacramental en sí es muy poderoso si sabemos usarle, sin embargo lo que debemos entender es que no es un amuleto mágico. No sé ustedes pero ahora le he visto en todas partes, incluso lo vi en un establecimiento puesto al lado de una imagen de un gato con la mano levantada (sí, el supuesto gato que atrae la buena suerte)

Para explicarle mejor, este sacramental como sucede con el escapulario depende mucho de la vivencia de gracia de su portador. Leamos la promesa: “quienes lleven la medalla de San Benito a la hora de la muerte serán protegidos, siempre que se encomienden al Padre, se confiesen y reciban la comunión o al menos invoquen el nombre de Jesús con profundo arrepentimiento.”

Además deben de ser bendecidos por un sacerdote.

Así hermanos, cuando usen esa medalla y vivan en gracia sacramental podrán recibir la protección de Cristo mismo, no por obra de la medalla sino de la fe que vives en la participación de los sacramentos de la Iglesia.

Si vives en pecado y ves a alguien poseído y quieres exorcizarle usando esta medalla, mejor huye que si logras que los demonios salgan se te meterán a ti.

3.    Vamos a la fiesta, nos emborrachamos y mañanas nos confesamos.

Déjame decirte que si vos pensás así te estas ganando un asiento VIP en el infierno. La confesión no es un juguete, no es abusar de la misericordia de Dios. La confesión para que sea efectiva, nos dice el catecismo debe de cumplir 5 pasos:

1. Examen de conciencia. (En qué forma has pecado).
2. Dolor de los pecados y la contracción del corazón. (En serio te duele haberlo hecho).
3. Confesar todos los pecados. (Todos).
4. Propósito de enmienda. (En realidad no querer volver a hacer).
5. Cumplir la penitencia. (Paga con buenas obras tus pecados)

Si no has cumplido esos pasos puede que te hayas confesado mil veces en el año pero ninguna de esas confesiones tuvo absolución.

4.    Beber no es pecado

Siguiendo con la anterior estoy seguros que mucho se preguntaron si beber es pecado. Pues lamento decirles que sí, al menos el abuso del alcohol de manera sostenida. Si vemos lo que nos enseña la Biblia no tendremos dudas al respecto: El Apóstol San Pablo dice a los romanos que el cristiano no debe de vivir en borracheras: romanos 13:13, y no solo la Biblia, la tradición de la Iglesia así lo enseña también:

San Juan Crisóstomo dice: No hay nada tan amigo del demonio como la embriague y la lascivia, la cual son madre de todos los vicios.

Y en dist. XXXV Decretales leemos: Evítese en los clérigos, ante todo, la embriaguez, que es raíz y madre de todos los vicios.

Por eso hermanos, lo siento, el católico de verdad evita este estado de alcoholización.
Esto no significa abstenerse de tomar alcohol, lo condenado por la Iglesia es estar embriagado, llegar al estado en que pierdes control de tus actos, una cerveza de vez en cuando no es causa de pecado.

5.    Todos adoramos al mismo Dios

Esta parte es preocupante, he escuchado bastante esta afirmación en los foros de discusión, “Total, todos adoramos al mismo Dios, protestantes, budistas, musulmanes, judíos, todos se van a salvar”

Esta afirmación es completamente falsa. Si bien solo existe un Dios único y verdadero (Deuteronomio 4:39, Isaías 43:11, 45: 5), No todo el mundo lo conoce o adora.

Cristo nos dice que Él es el Camino, la Verdad y la Vida (Juan 14: 6). La salvación solo viene de Cristo y no de Mahoma, Buda o Joseph Smith (fundador de los mormones).

La Iglesia nos dice: “Así como Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres, así también la Iglesia es el medio universal y único de salvación. Ningún hombre puede pues salvarse sin pertenecer a ella, ya sea con toda realidad, ya sea cuando menos por su disposición profunda («reapse vel voto»)”.

El Catecismo de la Iglesia Católica (#774-776), siguiendo la enseñanza milenaria de la Iglesia y citando al Concilio Vaticano II, nos recuerda que la Iglesia Católica es “instrumento de salvación universal” (LG 9). Y añade el Catecismo en su resumen de este tema: “La Iglesia es, en este mundo, el sacramento de la salvación, el signo y el instrumento de la comunión con Dios y entre los hombres” (Catecismo de la Iglesia Católica #780).

Por lo tanto hermano que te vives de la misa al culto protestante, estas confundido y perdiendo tu tiempo, quien se sale de la Iglesia pierde su lugar en el cielo.

6.    Todos irán al cielo

El infierno existe y Jesús lo asegura varias veces a lo largo de los Evangelios (Mateo 7: 13-14, Mateo 8:12, Marcos 9:43, Mateo 13: 41-42, 49-50, 48-49, Mat 22:13, Mat 25:46, Lucas 12: 5, Juan 3: 18). Juan también le dedica un largo pasaje en el Apocalipsis (Ap 14: 9-11; 19:3). Si todo el mundo va al cielo, eso significa que Jesús estaba confundido o era un ignorante, lo cual es inaceptable.

El infierno es absolutamente real, si vives en pecado con la excusa habitual de “solo Dios puede juzgarme” sépanlo, te juzgará en sus leyes las cuales son inalterables. Mejor busquemos el sacramento de la reconciliación y arreglemos nuestras cuentas con Dios pronto antes que la muerte nos tope de sorpresa.

7.    Los que pecan mucho se van al infierno, los pecamos poquito nos vamos al purgatorio.

Sobre este asunto escribí la explicación (da clic aquípara leerla)

La verdad es que el purgatorio está reservado a los encontrados en gracia, ósea a los que nos salvaremos, pasaremos por el purgatorio purificando nuestras almas para poder presentarnos ante Dios. Si mueres en pecado, aunque no la gran cosa, por ejemplo después de decir mentiras sin arrepentirte, lo siento por tu alma, ni mil aves marías te sacarán del infierno.

8.    Después de comulgar ir a orar al sagrario.

Quizás esta no sea una creencia errónea, sino una práctica que se hace sin conocer bien la fe. Después de comulgar ya Jesús mismo va en tu corazón, no necesitas ir al sagrario para hablar con él, háblale desde tu propia alma, va contigo.

9.    La misa es aburrida

La misa no necesita música alegre, ni temas divertidos, ni el mejor predicador para el sermón para ser entretenida, la misa, siguiendo incluso el mínimo detalle de la liturgia es hermosa por el simple hecho que ahí se hace presente Jesucristo. Que haya un buen coro es ganancia, pero saber que al momento en que el sacerdote dice: “Santo eres en verdad Señor…” con sus manos extendidas, en ese preciso momento está descendiendo el Espíritu Santo sobre todo el lugar y sobre todo en tu alma si estas arrodillado adorando en espíritu y verdad a Dios mismo que se está haciendo presente.

Mira lo que el mismo Nietzsche dice: “si los cristianos creyéramos en la salvación, que se ofrece en cada misa, tendríamos más caras de salvación”. ¡Rostros de resucitados!

10.  La Eucaristía es un mero símbolo

Esto no es un error como los anteriores, esta es una herejía, causa de muerte eterna. Lastimosamente muy frecuente entre católicos mal formados.

Jesús está en ese pan y vino ofrecidos en el altar por un sacerdote como Cuerpo y Sangre y eso es Porque Jesús lo dice (Lucas 16:1-15).

De hecho, lo reveló a las personas que lo acompañaban en la sinagoga de Cafarnaúm y un buen número hizo una rabieta. Jesús preguntó a sus discípulos si también querían dejarlo por hacer tal afirmación, y Pedro respondió: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna" (Juan 6:68).

Aparte de lo que Jesús dijo, debe considerarse cómo los primeros cristianos trataban a la Eucaristía. Para Pablo, es una celebración con la que se anuncia y actualiza la muerte del Señor hasta su regreso (1 Cor 11:26).

"El que, por lo tanto, coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del cuerpo y la sangre del Señor. Por tanto, examínese cada uno a sí mismo, y coma así el pan y beba de la copa. Porque el que come y bebe sin discernir el cuerpo, come y bebe su propia condenación"(1 Cor 11: 27-29).

La Didajé o enseñanza de los doce apóstoles refleja este sentimiento: "No permitan que coman o beban de su Eucaristía, a excepción de los bautizados en el nombre del Señor, porque el Señor ha hablado de esto: 'No den lo que es santo a los perros'" (Didajé 9: 5).

Por lo tanto, negar esta realidad o afirmar que es solamente un símbolo, ojo, eso te llevará a la muerte eterna.

Conclusión:

Para evitar caer en estos errores debemos de formarnos en nuestra fe, leer nuestro catecismo y la enseñanza de los santos padres, que usan como referencia la Biblia y la tradición de la Iglesia.


Hermanos, los curas necesitan apoyo en sus parroquias, no dejemos solo a ellos toda la carga de evangelizar. Pongamos de nuestra parte.

Si te ha gustado comparte, y si deseas dejar un comentario para ello usa la caja de comentarios aquí abajo.


Hasta pronto. Paz y bien.




Tal vez le interese

1 comentarios:

Publicar un comentario

Aclaración

Aclaración - La forma de citar los textos para la Iglesia católica es el uso de la coma para separar el capitulo del versículo, ejemplo: Juan 3, 16. Sin embargo, este blog le tengo asociado a un comando que reconoce una cita bíblica y te presenta el texto citado en una burbuja flotante al hacer clik, dicho comando solo reconoce los dos puntos, por ello este blog ha optado por usar esta forma de citar, a pesar de ser la usada por los biblistas protestantes. Ejemplo: Juan 3:16 Disculpen el inconveniente. Paz y bien.

 
Tú eres el responsable de informar a los visitantes de tu blog de las cookies que utilizas en él. Para más información, ve a http://www.blogger.com/go/cookiechoices.