¿Cómo hacer una Liga del saber biblica con jovenes?


Hace unos años en la Parroquia San José de Quilali, Nueva Segovia, organizamos una liga del saber en celebración del día de la Biblia. Cuando la ideamos el entonces párroco, Pbro. Freddy López le incluyó en el plan pastoral.
 
Le comparto como se hace para promover esta actividad en sus parroquias o comunidades, claro con el visto bueno del párroco  y así celebrar con los jóvenes y adultos una tarde amena y gratificante.


Organización.

En primera se debe de reunir al consejo parroquial a presentar la idea de la liga del saber, muchas parroquias están organizadas en zonas o sectores, el caso es que cada una de ellas debe de seleccionar a un equipo de cinco personas quienes serán los que les representaran. En esa reunión se fijará la fecha y local del evento.

Material:
A cada equipo se le entregará el cuestionario de preguntas que serán las que se estudiaran previamente a la actividad. Es bueno darles un mes de preparación a los equipos para estudiar las preguntas.


Equipo:
Se requiere conformar un equipo organizador quienes se reunirán con los grupos de cinco de cada sector previamente al evento para ultimar detalles. Además este comité seleccionará al jurado, que constará de cinco personas, preferiblemente conocedores de Biblia y/o apologética, ellos serán los que evaluaran las respuestas de los participantes el día del evento.

Día del evento.
Se debe de seleccionar un salón amplio en donde se ubicarían a los participantes en sus mesas, con colores determinados que les identifiquen, una cancha de futbol sala o de baloncesto sería ideal ya que ubicaría al público en las gradas.

Contar con un data show y buen sonido es primordial, ya que en la pantalla se pueden proyectar las preguntas (no las respuestas) al momento que los participantes la seleccionen y en un reloj que mida el tiempo de respuesta.

Cada grupo tendrá que responder cinco preguntas, una por participante, si el participante responde correctamente el equipo tendrá 3 puntos, si no lo responde se manda a contestación grupal, siendo el mismo equipo quien conteste, si lo hace correctamente tendrán solamente dos puntos. Si la contestación grupal aparece incorrecta la pregunta pasa al siguiente equipo quienes de contestar positivamente tendrán un punto adicional a su ronda.

A continuación les presento las preguntas que redacté para esa ocasión:

1.    ¿Qué significa la palabra Biblia?
Biblia es un término procedente de la palabra griega βιβλίον (biblíon), que significa rollo, papiro o libro, y de la expresión griega τὰ βιβλία τὰ ἅγια (ta biblía ta hágia), que significa los libros sagrados. La Biblia es el conjunto de libros canónicos del judaísmo (sólo el Antiguo Testamento) y del cristianismo, es la Palabra de Dios. 

2.    ¿Qué otros nombres recibe la Biblia?
De acuerdo con lo que hemos dicho, a la Biblia se le llama también: Sagrada Escritura, Libros Sagrados, Libros Inspirados, Palabra de Dios.

3.    ¿Qué tiene que ver con mi vida lo escrito en la Biblia?
En la Biblia, Dios se relaciona amorosamente con cada persona; su mensaje es para todas las culturas y tiempos históricos. Dios nos busca en todas las circunstancias de la vida, y al acercarnos con fe a su palabra, descubrimos lo que nos dice en el momento actual. La Biblia no se desgasta con el tiempo. Será significativa ahora, si la interpretamos en su propio contexto y buscamos cómo aplicar el mensaje de Dios a nuestra vida. A este proceso de leer la Biblia desde la perspectiva de nuestra vida se le llama actualización.

4.    ¿Quién escribió la Biblia?
La Biblia es la Palabra de Dios, su autor es Dios que escribe por medio de los autores humanos. Muchos de los libros llevan el nombre del autor, otros no.

5.    ¿Cuándo se escribió la Biblia?
Fue un largo proceso que comenzó unos 1300 años antes de Jesucristo. El último escritor fue San Juan +aprox.100AD. 

6.    ¿Porque la Iglesia nos exhorta a leer la Biblia?
La Iglesia no cesa de presentar a los fieles el Pan de vida que se distribuye en la mesa de la Palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo. En la Sagrada Escritura, la Iglesia encuentra sin cesar su alimento y fuerza, porque, en ella, no recibe solamente una palabra humana, sino lo que es realmente: la Palabra de Dios (Tes 2,13). En los libros sagrados, el Padre que está en el cielo sale amorosamente al encuentro de sus hijos para conversar con ellos.
Es tan grande el poder y la fuerza de la palabra de Dios, que constituye sustento y vigor de la Iglesia, firmeza de fe para sus hijos, alimento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual.

7.    ¿En qué consiste la inspiración divina en la Biblia?
Dios comunicó a la humanidad su plan de salvación a través de personas concretas, miembros de un pueblo y cultura determinada que vivieron y transmitieron su mensaje para el bien de toda la humanidad. Por ello puede decirse que la Biblia contiene tres tipos de inspiración: inspiración para actuar según el plan de Dios, inspiración para hablar en nombre de Dios e inspiración para escribir el mensaje que Dios quiso comunicarnos para nuestra salvación. En la composición de los libros sagrados, Dios se valió de hombres elegidos que, usando todas sus facultades y talentos, obraron movidos por él, «para dejar por escrito todo y sólo lo que Dios quería».

8.    ¿Habló Dios directamente a los escritores de la Biblia?
El Espíritu Santo inspiró a cada autor para que comunicara la revelación de Dios a través de la historia de salvación. Esto no quiere decir que les dictó su mensaje al pie de la letra, sino que cada cual escribió según el contexto histórico-cultural en que vivió, usó su creatividad y utilizó los géneros literarios comunes y apropiados para expresar su mensaje en su época. Algunos libros tienen relatos orales provenientes de distintas tradiciones, por lo que hay relatos repetidos con variaciones entre sí; también hay libros escritos por varios autores a lo largo de diferentes décadas. En ambos casos, otro escritor sagrado realizó la redacción final combinando tradiciones y escritos anteriores. Los cristianos creemos que el Espíritu Santo guió a todas las personas que participaron en este proceso.

9.    ¿En qué período se escribió la Biblia?
Los libros del Antiguo Testamento fueron escritos entre el siglo XV y el Siglo II antes de Cristo.
Los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en la segunda mitad del Siglo I.

10. ¿Sobre qué material se escribieron los libros Sagrados?
Los Libros Sagrados se escribieron al principio en papiro y más tarde en pergamino. El papiro es una planta que abunda en Egipto; el pergamino es una piel de cabrito que permite escribir por las dos caras.


11. ¿En qué lenguas fueron escritos los Libros Sagrados?
Los libros del Antiguo Testamento fueron escritos:
- En arameo (unos versículos del Génesis, de Jeremías, de Daniel y de Esdras);
- En griego (dos libros: Sabiduría y II Macabeos);
- En hebreo (todos los restantes).
Los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en griego, excepto el Evangelio de San Mateo que se escribió originalmente en arameo.

12. ¿Por qué la Biblia católica tiene más libros que otras Biblias?
El pueblo judío determinó los escritos inspirados por Dios y los consideró sus Escrituras Sagradas, constituidas por cuatro secciones: Pentateuco, Históricos, Proféticos y Otros Escritos. Los judíos tradicionales desconfiaban de los libros que habían sido escritos en griego por los judíos en la diáspora, mientras que estos últimos sí los consideraban revelados. Dichos libros son: Tobías, Judit, Baruc, Eclesiástico, Sabiduría, 1 y 2 de Macabeos, y parte de los libros de Daniel y Ester. El Nuevo Testamento cita parte de estos libros; los apóstoles y los Padres de la Iglesia los reconocían como revelación divina. La Iglesia Católica los acepta y los usa en la liturgia, y les da el nombre de deuterocanónicos, que quiere decir «aprobados la segunda vez». En el siglo XVI, Lutero prefirió la opinión de los judíos tradicionales al traducir la Biblia, y por ello otras iglesias cristianas no los toman en cuenta.

13. ¿Cómo se puede reconocer a una Biblia protestante?
Carecen de notas y comentarios; no tienen aprobación de la autoridad de la Iglesia; muchas son editadas por las "Sociedades Bíblicas", algunas dicen "Versión del original llevado a cabo por Cipriano de Valera y C. Reyna"; otras más suprimen varios libros del Antiguo Testamento (Sabiduría,
Judit, Tobías, Eclesiástico y II Macabeos) y del Nuevo (Epístolas de Santiago, de San Pedro y de San Juan).

La Biblia se divide en libros, capítulos y versículos. Ejemplo: Juan 3, 16 significa: el Evangelio de Juan, capítulo 3, versículo 16.
Puedes buscar el libro en el índice. Entonces, habiendo encontrado el libro, busca el capítulo y finalmente el versículo.

15. ¿Puede leerse cualquier Biblia?
Quien quiera leer la Biblia debe buscar el texto original, cuidado, bien traducido y aprobado por la Iglesia. Hay que evitar, entonces, las versiones que pueden contener errores doctrinales o morales. Para evitar esos errores, un católico sólo debe leer Biblias con notas y explicaciones aprobadas por la Iglesia Católica, es decir, que tengan "Nihil Obstat" e "Imprimatur

16. ¿Cómo se divide la Biblia?
La Biblia se divide en dos partes: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. A su vez, los libros del Antiguo y Nuevo Testamento se dividen en: Libros Históricos, Didácticos y Proféticos. Y cada libro se divide en capítulos y versículos.

17. ¿Por qué tiene la Biblia dos Testamentos?
Dios quiso comunicarse poco a poco en la historia, para que la humanidad pudiera acoger su revelación plena en Jesús. La etapa de preparación a la llegada de Jesús, el Hijo de Dios, se reconoce como Antiguo Testamento, y la etapa que va del nacimiento de Jesús a la vida de las primeras comunidades cristianas se llama Nuevo Testamento. «El Antiguo Testamento prepara el Nuevo mientras que éste da cumplimiento al Antiguo; los dos se esclarecen mutuamente; los dos son verdadera Palabra de Dios».

18. ¿Qué contiene el Antiguo Testamento?
El Antiguo Testamento contiene los Libros Inspirados escritos antes de la venida de Jesucristo. Son 46 libros.

19. ¿Qué contiene el Nuevo Testamento?
El Nuevo Testamento contiene los Libros Inspirados escritos después de la venida de Jesucristo. Son 27 libros.

20. ¿Cuáles son los libros Históricos del Antiguo Testamento?
Los libros Históricos del Antiguo Testamento son 21:
Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio (que forman el Pentateuco, Josué, Jueces, Ruth, I y II Samuel, I y II Reyes, I y II Crónicas o Paralipómenos, I y II Esdras (el 20. llamado también Nehemías), Tobías, Judit, Esther, I y II Macabeos.

21. ¿Cuáles son los libros Didácticos del Antiguo Testamento?
Los libros Didácticos del Antiguo Testamento son 7: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantar de los Cantares, Sabiduría y Eclesiástico.

22. ¿Cuáles son los libros Proféticos del Antiguo Testamento?
Los libros Proféticos del Antiguo Testamento son 18:
Los cuatro Profetas Mayores: Isaías, Jeremías (con Lamentaciones y Baruc), Ezequiel, Daniel; y los doce Profetas Menores: Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.

23. ¿Cuáles son los libros Históricos del Nuevo Testamento?
Los libros Históricos del Nuevo Testamento son 5:
Los cuatro evangelios (según San Mateo, San Marcos, San Lucas, San Juan) y los Hechos de los Apóstoles.

24. ¿Cuáles son los libros Didácticos del Nuevo Testamento?
Los libros Didácticos del Nuevo Testamento son 21:
Las 14 Epístolas o Cartas de San Pablo: Romanos, I y II Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, I y II Timoteo, Tito, Filemón y Hebreos.
Las 7 Epístolas o Cartas llamadas católicas: I y II de San Pedro, I, II y III de San Juan; la de Santiago y la de San Judas.

25. ¿Cuáles son los libros Proféticos del Nuevo Testamento?
El único libro Profético del Nuevo Testamento es el Apocalipsis de San Juan.

26. ¿Qué libros nos revelan la vida y enseñanzas de Jesús?
La vida y enseñanzas de Jesús fueron transmitidas por los Apóstoles por medio de dos vías:
a) Por la Tradición que recoge el mensaje comunicado primero oralmente.
b) Por las Sagradas Escrituras procedentes de los Apóstoles que componen los libros del Nuevo Testamento, en especial en los cuatro Evangelios los cuales fueron escritos por Mateo, Marcos, Lucas y Juan. ("Evangelio" significa "buena noticia" porque Jesús ES la Buena Noticia).
Estamos llamados a vivir el Evangelio con el poder del Espíritu Santo. Así hicieron los santos. Todos estamos llamados por Dios a ser santos.

27. ¿Qué es la Tradición?
La Tradición es la Palabra de Dios no contenida en la Biblia, sino transmitida por Jesucristo a los Apóstoles y por éstos a la Iglesia.

28. ¿En dónde están contenidas las enseñanzas de la Tradición?
Las enseñanzas de la Tradición están contenidas en los Símbolos o Profesiones de la fe (por ej., el Credo), en los documentos de los Concilios, en los escritos de los Santos Padres de la Iglesia y en los ritos de la Sagrada Liturgia.

29. ¿Qué es el Canon bíblico?
El Canon bíblico es el catálogo de los setenta y tres libros del Antiguo y del Nuevo Testamento que forman la Biblia y que la Iglesia ha declarado como divinamente inspirados.

30. ¿Qué son los "libros apócrifos"?
Un "Libro apócrifo" es aquí que, teniendo un argumento o título semejante a los libros inspirados, no tiene un autor cierto y no está incluido en el Canon Bíblico fijado por la Iglesia, porque no fue divinamente inspirado y por contener algunos errores.

31. ¿Cuál es la enseñanza que se obtiene de la Biblia?
La Biblia nos permite conocer el modo de llegar al Cielo, que es el fin de nuestra vida, y eso sólo puede lograrse conociendo, amando e imitando la vida de Jesucristo. "Ojalá fuera tal tu compostura y tu conversación que todos pudieran decir al verte o al oírte hablar: éste lee la vida de Jesucristo" (San Josemaría Escrivá, Camino, no. 2).


32. ¿Cuál es, pues, el tema central de la Biblia?
El tema central de la Biblia es Jesucristo Nuestro Señor, que está presente en todas sus páginas.
En el Antiguo Testamento, como promesa y esperanza; y en el Nuevo Testamento, como realidad visible: Perfecto Dios y Perfecto Hombre.


33. Si tengo la Biblia, ¿para qué necesito la Iglesia?

Necesitamos también a la Iglesia porque: La Iglesia es el Cuerpo De Cristo, instituido por el mismo Jesucristo para salvarnos. No podemos guiarnos solos: "Ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia" (2 Pedro 1, 20). La Iglesia, como madre y maestra, es la auténtica intérprete y formadora a través de sus pastores. Aceptar y vivir esta verdad requiere humildad.
Lee en la Biblia: Hechos 2:42; 2 Timoteo 4:1-5.


Si te ha gustado comparte, sería interesante que cada parroquia realice este evento.

Deja tu comentario y sígueme en las redes.

Paz y bien.


My Instagram